Herramientas, suelos y fertilizaciones

Herramientas, suelos y fertilizaciones

Existen herramientas especiales para el mantenimiento de los bonsái. La herramienta más común es la tijera de podar cóncava (5.ª desde la izquierda en la fotografía), una herramienta diseñada para podar en forma limpia sin dejar rebabas. Otras herramientas comprenden dispositivos para doblar ramas, alicates para alambre y tijeras de diversos tipos para realizar estilizados.

Suelo y fertilización

El suelo de bonsái por lo general es una mezcla de componentes sueltos de drenaje rápido, a menudo basado en una mezcla de arena gruesa o gravel, pellets de arcilla cocida, o expanded shale combinados con un componente orgánico tal como turba o corteza. Los componentes inorgánicos proveen soporte mecánico a las raíces del bonsái, y en el caso de materiales de arcillas cocidas permiten retener humedad. Los componentes orgánicos retienen humedad y pueden liberar pequeñas dosis de nutrientes al irse descomponiendo.

En Japón, son comunes las mezclas de suelo para bonsái basadas en arcillas volcánicas. La arcilla volcánica ha sido cocida para crear pellets porosos, que retienen el agua. Variedades tales como akadama, o suelo de "bolillas rojasl", y kanuma, un tipo de piedra pómez amarilla utilizada para azaleas y otras calcifugas, son utilizadas por gran número de horticultores de bonsái. Materiales similares a base de arcillas cocidas son extraídos o fabricados en diversos países, y otros componentes de suelo tales como tierra de diatomeas pueden cumplir una función similar en el cultivo de bonsái. Existen importantes diferencias de opinión entre los horticultores de bonsái sobre fertilizantes y técnicas de fertilización. Algunos promueven el uso de fertilizantes orgánicos para aumentar una mezcla de suelo que es esencialmente inorgánica, mientras que otros utilizan fertilizantes químicos. Muchos siguen la regla general de “poco y a menudo”, donde se aplica con frecuencia una solución liquida diluida de fertilizante o una pequeña cantidad de fertilizante seco durante la temporada de crecimiento del árbol. El efecto de lavado o arrastre del riego frecuente quita del suelo el fertilizante que no ha sido metabolizado, evitando la acumulación potencialmente tóxica de los ingredientes de los fertilizantes.

Manejo de pestes

Las pestes que comúnmente afectan a los bonsái incluyen insectos tanto sobre como dentro del suelo, e infecciones, por lo general hongos. Un árbol bonsái sufre las mismas pestes que afectan a la misma especie en condiciones naturales, y también las pestes que suelen afectar a las plantas de macetas. Muchas pestes son específicas de determinadas especies, una comprensión de la especie especifica es necesario para identificar y tratar las pestes. Los mismos materiales y técnicas utilizadas en plantas grandes se utilizan en los bonsái, con algunas variaciones menores. Por lo general los pesticidas químicos son más diluidos para bonsái que si fuera para su uso en una planta más grande, ya que sino se corre el riesgo que una aplicación estándar puede ser demasiado para los procesos biológicos de una planta pequeña como el bonsái.

Todos los comentarios

Leave a Reply